Una propuesta para Ciencias del Mundo Contemporáneo

Ciencias del Mundo Contemporáneo es una materia nueva. Y por tanto, es una oportunidad. Es difícil cambiar una asignatura que lleva mucho tiempo implantada, que ha tenido largo recorrido. Pero si se quieren hacer nuevas propuestas didácticas, si se quieren introducir nuevos enfoques, una materia nueva es un buen lugar. Y también una materia que permite arriesgar. Porque cuen con un enfoque novedoso, que no trata de transmitir un cuerpo de conocimientos, sino una serie de problemas que tienen las sociedades y cómo diversas ciencias producen respuestas integradas.

En ese sentido, quiero que en blog aparezca el trabajo que voy a desarrollar para esta materia. Haciendo aparecer propuestas acerca de cómo se podría atender esta materia, esta asignatura.

Desde luego, el enfoque que quiero tener es el de plantear situaiones de aprendizaje que se reselven con una tarea. Y también el de desarrollar competencias (es decir, usar los contenidos, no sólo aprenderlos).

Pero lo primero es antes, no? 🙂 Antes que el enfoque estarán los problemas!!!

En principio, propongo seis problemas que encajan bien con los currículum. En mi caso, tanto con el currículum estatal como con el autonómico andaluz. De los seis hay tres más cortos y tres más largos. Tres que se pueden resolver con una tarea más breve y tres que permiten desarrollar una tarea más polifacética. Son estos:

1º) Qué es la ciencia y de qué se ocupa (corto)
2º) Nuestro lugar en el Universo y en la Historia del planeta (largo)

3º) La aldea global (corto)
4º) Vivir más y mejor, con nuevas herramientas y nuevos retos (largo)

5º) Nuevas necesidades y nuevos materiales (corto)
6º) Sostenibilidad para un futuro posible en un planeta habitable (largo)

Los bloques de cada trimestre están separados por líneas. Como puedes ver, están combinados uno largo y uno corto. Con la idea de que cada trimestre haya una tarea más centrada en la concreción y otra más versátil, más amplia.

¿Qué viene ahora? Pues ahora tienen que llegar las situaciones de aprendizaje y las tareas para resolverlas. 
Pero no quiero que sean de cualquier manera. Quiero intentar ajustarme a una idea para las situaciones de aprendizaje y las tareas. Quiero que tengan unos parámetros de organización y calidad determinados. Y espero de ti tu crítica. Cuanto más mejor.

Lo que quiero para las situaciones, las condiciones que quiero que cumplan son estas:

  • Ser fácilmente reconocibles como situaciones verosímiles y cotidianas.
  • Incluir una toma de decisiones, ni evidente ni trivial, cuantitativa y/o cualitativa, relacionada con CMC, valorando sus posibles consecuencias.
  • Relacionar toma de decisiones y contenidos que se requerirían para la misma.
  • Movilizar conocimientos previos adquiridos de modos formal, no formal o informal.
  • Estimular la generación de diversas hipótesis y métodos para su contrastación y elección final.
  • Atender especialmente a la creación de emociones.
  • Incluir personajes para facilitar la identificación con el caso.
  • Estar redactados en un lenguaje ameno, claro y conciso.
  • Corresponderse con un bloque de contenido de CMC.
  • Ser transferible el aprendizaje generado a contextos del alumnado.
  • Ser compatibles con enfoques de resolución cooperativa.
  • Hacer uso de competencias básicas supuestamente adquiridas.
  • Promover la adquisición de nuevas competencias relacionadas con CMC.

 Y para las tareas, quiero eston (ojo, que estas características deberían aparecer integradas, no un paso para cada una):

  • Identificar la cuestión clave que presenta la situación de aprendizaje y establecer por qué es una cuestión científica
  • Movilizar conocimientos previos adquiridos de manera formal, no formal, informal.
  • Recopilar y dominar, usando, un vocabulario adecuado.
  • Identificar y valorar fuentes de información.
  • Recopilar ideas relevantes para el caso de aprendizaje y conectarlas entre sí.
  • Elaborar varias posibles respuestas y argumentar sobre ellas.
  • Especular razonadamente acerca de qué respuesta se hubiera dado a la situación problema o alguna similar en algún momento definido del pasado.
  • Describir algún descubrimiento que haya hecho cambiar la respuesta pasada por la presente.
  • Crear un producto con características de comunicación científica para generar la respuesta.
  • Criticar de modo científico productos de otros alumnos.
  • Proponer una aplicación tecnológica y su relevancia para colectivos humanos.
  • Analizar posibles repercusiones éticas.

¿Y ahora qué? Pues ahora me faltan dos cosas.

Una, contar qué productos (qué documentos y qué acciones) generarán las tareas y como me propongo evaluarlos. Te adelanto que quiero hacer evaluación por indicadores y no por notas. La nota, la calificación, vendría al final del proceso, pero no la veo yo muy útil durante el mismo, no. Esta cuestión vendrá en un post. Probablemente me dé tiempo a que sea mañana.

Y dos… ¡pues hacerlo! Empezar con el caso de aprendizaje y la tarea del bloque 1, seguir con los del bloque dos, proponer contenidos que sirvan para un caso y una tarea, etc. Esta cestión vendrá en… ¡no sé cuántos post durante cuánto tiempo! Lo más probable es que no lo acabe nunca…

Pero, por encima de todo, espero tus críticas. Mis alumnas y alumnos te lo agradecerán un montón. Porque con tus críticas te convertirás también en su docente, paticiparás en su educación. Y es que yo quiero que mis alumnas y alumnos tengan muchos y buenos profesores. Da igual que tu trabajo habitual sea el docente. Un alumno puede criticar esto y así convertirse en profe.

8 Replies to “Una propuesta para Ciencias del Mundo Contemporáneo”

  1. Ari

    En un primer momento, cuando leí el post me gustó la idea, me pareció muy interesante, pero con tantos ítems a tener en cuenta me parecía difícil de desarrollar situaciones de aprendizaje y tareas que pudiesen cumplir unos objetivos tan claros y amplios.

    Con el ejemplo que le sigue lo veo mas claro y al revisar los objetivos y la situación creo que has podido cumplir con un gran número de ellos.

    Poniéndome en la situación de tener que crear una tarea de aprendizaje con estos objetivos, creo que caería fácilmente en la perversión de la sencillez, añadiendo actividades a la tarea para cumplir con todos los objetivos. Veo difícil encontrar un equilibrio entre lo sensato (he dejado algunos objetivos, no pasa nada) y lo perfeccionista (lo he embutido todo, que buena soy, cuanto van a aprender). Seguramente en mi afán perfeccionista le añadiría un sistema de puntos a los objetivos para de un modo cuadrado como mi mente, poder alcanzar un número a partir del cual “esta bien” y puedo dejar de introducir actividades. Pero eso sería una complicación añadida que no tengo claro que acabara siendo útil para todo el mundo. Supongo que hasta que no pedaleas no sabes como va la bici.

    Espero que te sirva 😉

    Responder
  2. JFFeijoo

    Como siempre nos propones tareas muy complicadas…
    Hay que pensar mucho y generalmente no tenemos mucho tiempo, aunque estemos “de vacaciones”.
    Para mí los seis grandes problemas que planteas son los seis bloques temáticos en que se divide la asignatura. Cada uno de los cuales alberga innumerables problemas (grandes o pequeños) que por supuesto no podemos atender de uno en uno.
    Una idea (que yo he intentado poner en práctica con cierto éxito, al menos a veces) es que los alumnos propongan los problemas y entre todos piensen soluciones y todos las critiquen.
    A veces, todos esos problemas puntuales y todas esas soluciones casan y forman un conjunto de conocimientos más o menos coherente.
    Al menos, mientras se trabaja se va construyendo un glosario de términos importantes que deberían reconocer, que deberían componer una cierta “culturilla” científica…
    Los conceptos fundamentales, junto con las acciones que han llevado hasta ellos y la “discusión sobre el método”, el ser más o menos razonable y coherente. Con eso me conformo.

    Responder
  3. Imagen de perfil de José Luis Castillo

    ¡Hola Ari!

    Que sepas que tus comentarios me siguen gustando muchísimo. Has dado completamente en la clave. Es una tensión permanente en la que se está con la tarea. Y, además, en función de los logros de los alumnos, se puede adaptar (incluso se puede hacer una adaptación previa, preparada).

    La idea es que las tareas son una labor inmensa, inabarcable… ¡por uno solo! Pero muy fácil para un equipo. Y este post es el cebo (jeje). Si gusta el sistema, o al menos ofrece esperanza de poder hacer algo diferente (para obtener resultados mejores), la colaboración es lo que viene después.

    Yo pienso que las tareas y las situaciones de aprendizaje deben tender a eso, o a algo parecido (por eso lo escribo en el blog, porque espero vuestros comentarios y vuestras críticas). Pero no creo que sea una guía inflexible ni nada por el estilo. Si creo que puede ser útil para un trabajo cooperativo, en el que alguien (tu, yo, quien sea) lance una idea y otros vayan aportando poco a poco, pensando en qué puntos faltan y cómo se podrían integrar.

    Y luego vendrá la realidad, el uso en la clase… Pero eso es otra historia. La historia de julio del año que viene, cuando analicemos por dónde vamos!

    ¡Feliz verano, chica, que te lo mereces después del montón de horas que te han caído en julio! 🙂

    Responder
  4. Imagen de perfil de José Luis Castillo

    ¡Hola Jesús!

    Lo primero, encantado de verte por aquí. 🙂

    Y creo que planteas una cuestión importantísima. Quién hace la tarea. Creo que es perfectamente válido, incluso más deseable, un modelo en el que el alumnado construya sus tareas. Eso lo quiero aprender a hacer, desde luego. Es algo que quiero que me aportes. Creo que la idea de que sean ellos y ellas quienes construyan no es pequeña. ¡Yo también me conformo con eso, jejeje!

    Y además, creo que esos puntos que he comentado en el post, o en esa línea, siguen siendo válidos sea quien sea quien la construye, el profesorado o el alumnado. Como guía para no dejar los problemas demasiado abiertos, demasiado indefinidos.

    ¡Espero haber sido útil!

    Un saludo y gracias por haber pasado!!! 🙂

    Responder
  5. JAMolina

    Hola! Acabo de encontrarme este sitio. Este será mi segundo curso de impartir la asignatura (pero llevo 35 años como profesor de Enseñanzas Medias, soy biólogo). Encuentro que la asignatura es preciosa y permite toda clase de experiencias, siempre que el profesor TENGA UNA MAGNIFICA CULTURA PERSONAL. He observado que los profes jóvenes están incómodos. ¿Estais de acuerdo? Un saludo.

    Responder
    • Imagen de perfil de José Luis Castillo

      ¡Hola JAMolina!

      Creo que el buen dominio de la materia es un eje. Importantísimo, pero sólo un eje. Pienso que hay otros, como interiorizar que el rol del profesor es facilitador, no trasmisor. Y convertir los discursos de aula cerrados en dialogados. Y modificar los objetivos desde adquisiciones cognitivas a demostrar competencias. E inducir roles activos y autónomos en el alumnado.

      Con sólo un eje nos quedamos cortos. Pero sin duda, estoy de acuerdo en que la formación es fundamental. Que la gente nueva venga con menos formación… No, en eso no estoy de acuerdo. Más bien detecto que los que llevamos más años estamos más alejados de la realidad científica y que enseñamos con décadas de retraso.

      Un saludo!

      Responder
  6. susana

    Hola José Luis: Somos un grupo de más de 50 coles que trabajamos con bitácoras de aula en Ciencias para el Mundo Contemporáneo dentro del proyecto Climántica. Los blogs sob gestionados en coordinacion con los alumnos y la verdad es que están publicando artículos fantásticos. Para nosotros es una herramienta que nos facilita el trabajo con competencias. Los chavales escriben, leen, trtan la información y nosotros incluimos actividades, animaciones, etc con el hilo conductor del cambio climático y sostenibilidad.
    Te dejo el enlace al blog guía en castellano, aunque el más visitado por la comunidad es el que está en gallego y para ver los blogs pincha en la pestaña blogs
    http://es.ccmc.climantica.org/
    Muchos profes han hablado de tu bitácora en nuestros encuentros

    Responder
    • Imagen de perfil de José Luis Castillo

      ¡Hola Susana!

      Me encanta lo que cuentas, porque es exactamente de lo que estoy convencido. Las competencias se desarrollan cuando el alumnado escribe, no cuando el profesor lo hace. Ellas y ellos deben ser los protagonistas, no nosotros. En ese sentido, creo que mi blog tiene poco valor, porque soy yo quien escribe, no mis alumnos y alumnas. Y me parece genial vuestro trabajo. Llevo un rato mirando entradas…

      Por cierto, es curioso que para algunos el galego sea un obstáculo y el inglés no. Desde luego, hay cosas que no entiendo ni entenderé… Con lo bonita que es vuestra lengua y que haya gente en España que prefiera leer en inglés que en galego. ¡Hay gente pa’tó!

      Un saludo con mucho cariño y gracias por vuestra atención. 🙂

      Responder

Deja un comentario si lo deseas. ¡Y gracias por leer! :)