Parásitos que nos hacen más humildes (o deberían)

Somos química. En los músculos, en el digestivo, en el respiratorio. También física, claro (en el urinario, en el circulatorio…). Pero, sobre todo, somos química. Y el cerebro no se escapa a eso. Tan química somos que basta con que nos introduzcan sustancias concretas en el cerebro para que nuestro comportamiento se vea alterado. Y cuando digo “somos” o “nuestro” me refiero a todos los animales.

Caracol parasitado

Fuente: Naukawpolsce

Hay parásitos que, por azar (como corresponde a la evolución) han encontrado sustancias que modifican los cerebros de los organismos parasitados. Y los orientan a comportamientos que favorecen al parásito. Hay múltiples casos. Caracoles que se colocan en el haz de las hojas para ser atacados por aves, en vez de situarse en el envés, más protegidos. Por culpa de Leucochloridium paradoxum. O ratones que pierden el miedo a los depredadores. Por culpa de Toxoplasma gondii.

¿Crees que esto son cosas que les pasan a caracoles, ratones, grillos, hormigas… y a ti no? Bueno… Espero que a ti no. Pero podría ser. Resulta que Toxoplasma tendría el mismo efecto en ti si te infectara. No… No me refiero a que no te den miedo los gatos… Me refiero a que se atenuaría tu capacidad de tener miedo. Mantendrías más la calma. Eso tiene ventajas en situaciones de miedo ficticio, atávico, como las de estar solo en medio de la noche en dios sabe dónde. Pero desventajas si el miedo es a algo real y tienes que reaccionar pronto, ya.

Tendemos a darle mucha importancia a nuestro cerebro. Más bien al control que ejercemos sobre él. Creemos que decidimos acerca de todo lo que hacemos. No digo yo que no exista el libre albedrío y la responsabilidad y las consecuencias por las elecciones. Pero sí que no es tan absoluto como tendemos a creer. Lo que comes, lo que respiras, los bichos que puedan haber en ti, las bacterias en tus tripas… Todo eso influye. Nada determina, pero todo influye en quién crees que eres. Y de entre todo eso, probablemente las bacterias de tus tripas lo que más.

Por cierto… Te recomiendo (mucho) uno de los links que he puesto: el de la “Ciencia y sus demonios“. Y te dejo un vídeo. En inglés, claro… Para mi nivel intermedio más bien bajo es asequible. Comprendo el 95% de lo que dice. Seguro que tú también puedes.

Deja un comentario si lo deseas. ¡Y gracias por leer! :)