Delfines, ruido, calorías, hambre, muerte

Los delfines incrementan la intensidad de sus vocalizaciones en aguas ruidosas como consecuencia del impacto humano. Eso, que te puede parecer trivial, puede conducirles al hambre. Porque, para ellos, vocalizar bajo el agua consume oxígeno. Marla Holt y su equipo han calculado cuántas calorías extras implica. No es una gran cantidad para ti o para mí. Pero para una hembra que está criando, en lugares de no muy alta disponibilidad de alimento, puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte de su cría.

La actividad económica puede estar bien. Siempre que repare los daños que hace. Tendría que existir una factura para quienes causan ruido ambiental submarino. Capaz de financiar tanto la investigación de estas cuestiones como las medidas que se tengan que implementar.

El dinero no solo debe ser ganado. También debe ser gastado en reparar lo que daña mientras se obtiene.

El dinero NO es la medida de todas las cosas. Y menos de la vida.

Deja un comentario si lo deseas. ¡Y gracias por leer! :)